30 may. 2018

Reflexión de una lectora apasionada

Hola queridas lectoras, hoy, quizá por el tiempo o porque acabo de terminar una de esas novelas que te dejan los sentimientos a flor de piel estoy nostálgica y reflexiva. Llevo unos días sin publicar nada y es que cada vez que enciendo el portátil con la intención de hacer alguna reseña o algún post me quedo sin ideas, sin palabras e incluso sin ganas, así que acabo por dejarlo para más tarde y ese tarde nunca llega, también es verdad que estos días prefiero leer a hacer cualquier otra cosa y es que estoy en racha y motivada, he encontrado lecturas apasionantes de las que te enganchan a niveles de no comer por leer, supongo que tú me entenderás, y esto si tienes suerte te sucede más a menudo que a mí. Lo cierto es que entre rutina, series y trabajo me queda poco tiempo para leer y muchas veces pocas ganas. Los libros se me van amontando y termino agobiada por todo lo que tengo por leer, por todo lo que quiero leer y por todas las novelas que me gustaría leer y no cubriría con una vida entera dedicada solo para leer. ¿Es esta la vida que hay detrás del lector?

Supongo que si habréis leído hasta aquí os estaréis preguntando que pretendo con este post, o que novela acabo de terminar que me ha dejado así... Pues, ni yo misma sé que pretendo con este post así que empezaré por lo que si se. Seremos Recuerdos, la segunda parte de la biología de Elisabet Benavente es la que acabo de terminar, entre lágrimas y emociones. Después de un buen maratón que tan bien me ha sentado. Sabes esa sensación de cuando cierras un libro y piensas...  ¿y ahora que? Pues más o menos así estoy, porque indiferentemente de lo mucho que me haya gustado la historia la moraleja que esconde esta historia me ha dejado huella. Lo que la historia de Macarena quiere transmitir me parece importante y me ha dejado muy claro que adoro ser lectora, que se aprende tanto de los libros como de la vida en si misma, que con ellos podemos viajar, enamorarnos y también aprender, a hacernos más valientes y plantearnos cosas impensables.

Hoy leyendo por la mañana con la emoción de saber que cerraras una historia, de saber como terminará de saber que vas a despedirte de otros personajes que te van a dejar su huella, con un café en la mano y el repiquetear de la lluvia en la ventana, con el calor de mi perro apoyado en mí, me he vuelto a enamorar de los libros, de las historias que se vienen con ellas y de reafirmar mi pasión por los libros, de tener ganas de compartir con vosotros esas emociones y estas últimas lecturas, porque este mes se cumplen cinco años de este blog y aunque ha vivido días mejores y hay momentos que creo que no merece la pena ni el esfuerzo, la emoción de compartir emociones y historias sigue ahí y espero que por mucho tiempo más. Me gustaría traer más contenido, más variedad y encontrar las palabras adecuadas cuando las necesito pero no siempre es fácil ni siempre tengo el tiempo así que espero que sigáis conmigo, que compartamos nuestras lecturas, comentemos lo mucho o poco que nos ha gustado, y fangirleemos de portadas, personajes, tramas, porque somos lectores y nos encanta.

6 comentarios:

  1. Hola!
    No me extraña nada que tengas esa resaca después de Maca, estuve igual, en serio, lo más.
    A seguir leyendo, claro que sí!! Que las ganas de transmitir vendrán cuando tengan que venir.
    Somos lectoras y nos encanta ;)
    un beso
    S

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Ayyy que entrada más bonita jajaj Libros como esos, que te apasionan, te devuelven las ganas de leer cuando están en una crisis o sin tiempo para hacer nada. Yo también estoy en una especie de resaca lectora después de haber leído los libros de JY Yang, sí que he leído un par después de esos pero noto como que no me apetece tanto, sigo anclada en la otra historia.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa :)
    Hay libros que desde luego dejan mucha resaca post-lectora y se pasa mal porque como dices, te quedas en blanco sin saber que es lo que debes resaltar en una reseña o opinar para que correctamente se entienda tu opinión. Pero como faltan vienen, ya verás como las palabras un día vuelan y mientras tanto a seguir enamorándote con otras historias.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ya hablaremos por privado... Sabes lo que pienso de Maca! jajajaja Pero yo también he tenido resaca muchas veces!
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
  5. Hola :)
    Entiendo lo de la resaca, yo creo que lo mejor es darnos nuestro tiempo, no obligarnos a nada
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola hola!
    Una resaca es por lo que todos pasamos yo no intento forzarme
    🐾Te espero por el rincón de mis lecturas, un besote

    ResponderEliminar